Seguidores

viernes, 9 de mayo de 2008

MIEDO, TENGO MIEDO


Los seres humanos no estamos preparados para el miedo, no nos sabemos comportar con dignidad. No hay más que ver la cantidad de estupideces que hacemos cuando tenemos miedo.

Porque vamos a ver, tú estás por la noche en la cama y oyes un ruido extraño, ¿y qué haces? ¡Te tapas con la sábana! ¡Muy bien! ¿Qué pasa, que la sábana es antibalas? ¿Que si viene un malo con un cuchillo no va a poder atravesarla, se le va a doblar la hoja? ¡Hombre, por favor!

¿Y cuando nos da por mirar debajo de la cama? ¡Hombre, que ya tenemos una edad! Además, suponiendo que haya un asesino debajo de la cama, ¿qué ganas mirando? ¡Que te mate antes! Muy bien, fantástico. ¿Se imaginan que un día nos encontrásemos a alguien debajo de la cama? ¿Qué le diríamos?:

- Buenas nocheeees... ¿Qué? Asesinando, ¿no?

- A veeer..., hay que ganarse las lentejas.

- ¡Pero hombre de Dios! Salga de ahí que se va a quedar frío. Ande, suba, que va a coger asma con tanta pelusilla. Máteme en la cama, que estará más cómodo.

Otra reacción estúpida ante el miedo es mirar dentro del armario, que ya es el colmo. Porque, vamos a ver ¿a alguien le cabe un señor dentro del armario? Pero si el día que planchas no sabes dónde meter toda la ropa, ¿cómo se va a meter un tío ahí dentro?

Otra situación. Oyes un ruido raro en casa y te levantas, acojonao, en calzoncillos, y preguntas: -¿Hay alguien ahí? ¿Pero qué te crees, que si hay alguien te va a contestar? Lo mejor es cuando llegas a la conclusión de que si hay alguien sólo puede estar detrás de la puerta del cuarto de baño, porque lo demás ya lo has registrado y, ¿qué haces? Asomas la cabeza poco a poco, más que nada para que, si hay alguien, te dé a gusto. ¡Ay!

Otra. Vas en un coche y, de repente, el conductor empieza a correr como si fuese Carlos Sainz, pero sin Carlos y sin Sainz, y tú acojonado. ¿Qué haces? Lo normal, protegerte: te agarras a la asita de plástico que hay encima de la puerta. Ya se puede estampar si quiere, que tu vas cogido a la asita... En esta situación lo que hacen las madres es agarrarse al bolso y ponérselo delante, como si fuese un airbag.

¿Y cuando vas en bicicleta bajando una cuesta y aquello se embala? ¿Qué es lo que se te ocurre? Quitar los pies de los pedales. ¡Muy bien, muy inteligente! Cuando te descontrolas del todo, sueltas también las manos del manillar. Eso es. Pero ¿qué crees que va a pasar? ¿;Que vas a salir volando como E.T.?

Cuando nos van a poner una inyección, ¿qué hacemos? Poner el culo tan duro que la aguja rebota. Sabemos que duele más, pero no podemos evitarlo. Y es que el miedo nos incita a hacer una idiotez detrás de otra: tienes que bajar al garaje y no hay luz. Empiezas a pensar en fantasmas o en si habrá alguien escondido y, ¿qué haces? Cantar. ¡Miedo, tengo miedo, no lo sabes tú muy bien! Eso es, da más datos. Lanza una bengala.

¿Y qué pasa si vas por la calle y de pronto ves a alguien y piensas que te va a atracar? Pues te cambias de acera. Seguro que si es un atracador, pensará: "Mierda, otro que se me ha cruzado de acera, qué nochecita llevo". Pero ¿por qué hacemos esto? ¿Qué pasa, que los atracadores sólo atracan en la acera de los pares?

No hay que olvidar que unidas a nuestras reacciones estúpidas están las que tiene el cuerpo por su propia cuenta. Una de ellas es temblar. Si por ejemplo hay un ladrón en casa y nos escondemos debajo de una manta, el hombre no tiene problemas para encontrarnos. Nos ponemos como un móvil en posición vibrador.

Otra reacción estúpida es la de quedarte paralizado. Si viene un coche hacia ti y está a punto de atropellarte, esto es todo lo que se le ocurre a tu cuerpo, quedarse quieto. Más reacciones que tiene el cuerpo por su cuenta: gritar. Claro que sí, muy lógico. Si estás friendo un huevo y se te prende la sartén ¿qué se te ocurre? Gritar. Te pones a gritar como un loco: -¡¡Que se me queman los huevos!! Y si viene otra persona, se une a ti con sus gritos: -¡Que se te queman los huevos! Pero ¿qué pretendemos? ¿Apagar el fuego a gritos? ¡Hombre, por favor!

Y luego está lo de cagarse de miedo. ¿Habrá algo más estúpido y más inútil que cagarse de miedo? Bueno, sí, morirse de miedo.El miedo es libre, jajajaja.

40 comentarios:

PIZARR dijo...

jajajajajajjajajajjajajajjajajjajajajjajajjajajajajajjajajjajjajajjajajajajjajjajajajjajjaj

No me rio más porque me duelen los brazos de darle a la teclita.

Pero Gata... voy a tener que leer tus entradas de día... porque a estas horas y las carcajadas que salían de mi boca cuando he llegado a lo de inyección y el culo duro, un día los vecinos mandan a la poli... creyendo me ha dado un PAYA... JAJAJA

Siempre te digo lo mismo Gatita... eres única...

Un besazo

J.Jurado dijo...

que verdad , uno se caga ede miedo por todo, ojala fueramos gatos ,curiosos y precavidos,avidos de aprender cuando quieren y que siempre consiguen lo que quieren.besos, me alegro por tu visita, de veras

Genín dijo...

jajajaja Gatita que me meooooo....jajaja
¿Te pasan todas esas cosas o te las imaginas? jajaja
La verdad es que a mi cuando ha estado a punto de pasarme un accidente de coche, se me ponían a temblar las rodillas de tal manera que tenia que parar hasta que me calmara...jajaja
Un beso gordo antimiedos, y salud

Tork dijo...

Jajajaja muy bueno, cuando me cago de miedo es cuando me van a poner una inyecciónnnn soy super gallina para eso y más encima tengo que poner el culo. jajajajaja
Genial un besito Gatadeangora.

carla'sdreams dijo...

jajaja, que buenisma y es que pasa que miramos mucha tv ....por eso andamos medio idiotas jajajaja besos nena buenisimo post.

okaza carlita dijo...

cuando llegué a lo de la asita me atraganté de risa... y mearse de miedo?? es menos sucio que cagarse pero se escurre!!!

jajajajajaja

que razón que tienes...
besos

JON dijo...

Sabes a mí qué me da realmente miedo? La incomprensión, el maltrato, la dejadez, etc.
Lo demás, sólo un poquito de respeto.
Un saludo de tu amigo
Jon

Caballero ZP dijo...

Tienes razón, no estamos preparados para el miedo, pero también para muchas otras cosas.
Saludos

angelica dijo...

jejejejejejeje
no podía ser mas esapta con lo dicho
en verdad ni mas ni menos
son todas las reacciones que tomamos cuando estamos al frente de una situación de estas.
por que sera que en vez de reaccionar mas nos entorpecemos frente al miedo
muy bueno me hizo reír mucho...
un abrazo

Manuela (Natacha) dijo...

jajaja. Yo soy de las que corren con pasos ridiculamente pequeños.... digo yo porque no doy las zancadas más grandes que pueda... pues ya ves... como una japonesa con el kimono...

Bueno que yo venía decirte que te dejé un premio en mi blog.. pasa cuando quieras, linda
Un beso preciosa
Natacha.

OLGUIS dijo...

es normal el miedo es parte de nuestras vidas pero debemos de cambiar nuestra forma de pensar un poquito y no dejar que el miedo nos detenga a hacer cosas.
Besotes
olguis

Jerusalem dijo...

jajajaajaja

¡¡Buenisimo el Monólogo!!

besitos gatilla linda

Paqui dijo...

jaja, que bueno, la verdad que llevas toda la razón, son reacciones que las personas tenemos y sin sentido. Lo del agarrarse al asa de plastico del coche yo lo hago mucho y para más colmo, si voy con alguien que le gusta pisar el acelerador, yo voy apretando el pie, como frenando, imaginate como si eso ayudara, hay veces que pienso que alguna vez va a salir el pie por debajo y voy a frenar como los "picapiedras", en el suelo, jeje.
Un besito

Gatadeangora dijo...

Si Pizi,el miedo nos hace tener reacciones incontroladas y extrañas.
Besos

Gatadeangora dijo...

J.Jurado,¿los gatos no tienen miedo?, no sabia,pero bueno, si yo soy una gata, jajaja se me habia olvidado, jajajaja.
Besos

Gatadeangora dijo...

Genin creo que todas estas cosas nos pasan a todos.Y lo del temblequeo de las rodillas tambien lo conozco, jajajaja.
Besos guapetón

Gatadeangora dijo...

Tork,pues ten cuidado con poner el culo duro,que te van a tener que poner banderillas en vez de inyecciones, jajajaja.
Besos

Gatadeangora dijo...

Carla,jajajaja,no se si nos estamos volviendo tontos con la tele,pero lo que si se es que a casi todos nos asusta lo mismo aunque no lo digamos.
Besos

Gatadeangora dijo...

Okaza,si es verdad esa asita del coche nos salva de mearnos de miedo, jajajaja.
Besos

Gatadeangora dijo...

Jon esas cosas que dices nos dan miedo a todos,pero el miedo físico a lo conocido o desconocido creo que es una defensa del cuerpo,para que no nos dé un yuyu y nos quedemos in situ, jajajaja.
Besos

Gatadeangora dijo...

CaballeroZP,como dice el proverbio birmano,se muere de verguenza no de miedo, jajajaja.
Besos

Gatadeangora dijo...

Angélica,creo que los humanos actuamos igual ante el miedo,bueno unos mas atolondrados que otros jajajajaaj, lo digo por mi claro.
Besos

Gatadeangora dijo...

Natacha ¿ y eso de los pasitos chiquitos?, jajajaja,nunca lo habia oido, bueno cuidadin, cuidadin que asi te alcanzará siempre el malo, jajajaja.
Besitos
PD Ahora me pasaré por tu blog, gracias

Gatadeangora dijo...

Si Jerusalem es lo que hay,como dicen el miedo es libre y cada uno lo esterioriza a su manera.
Besos linda

Gatadeangora dijo...

Olguis tienes razón pero a veces el miedo nos paraliza porque creo que no es racional y entonces no puedes pensar con lógica.
Besitos guapa

Gatadeangora dijo...

Paqui,jajajaja eso que cuentas del coche, nos pasa a mas de uno,intentas frenar sin freno y agarrada al bolso, jajajaja.
Besos

V dijo...

Bueníiisimo... Ja Ja Ja Ja Ja Ja

En serio, hacía tiempo que no me reía tanto. Desde ahora mismo te añado a favoritos y, con tu permiso, te enlazo desde mi blog http://enclavedeazahar.blogspot.com

¿Sabes qué me ocurre cuando tengo miedo? "Siento" la adrenalina recorrer cada tramo de mi cuerpo.

Ahora voy a seguir leyendo el resto de tu blog.

Besitos.

Cucachispas dijo...

Hay gatita que yo boy al garage, con un pilin de miedo siempbre digo que si me echan en falta lo primero que tienen que mirar es en el garage, de echo sabes que cuando bengo de noche siempre lo dejo en la calle porque me pienso que ademas de ladrones ande algun violador y pa que quiero mas. Gatita releches de dode sacas tanto argumoento,jajaja. vesitos Cispas

Gatadeangora dijo...

Gracias V.te agradezco tu visita,y me alegro de haberte hecho reir.Yo tambien te he enlazado.
Besos

Gatadeangora dijo...

Chispas, ya se lo tuyo con el garaje,no creas que a mi tampoco me hace mucha gracia bajar al mio, jajajaja.
Besos y hasta pronto

angie dijo...

jajaja
Este también es muy bueno y muy real!!
Y cuando vemos escenas de miedo en una película y nos tapamos los ojos con las manos pero dejando las rendijas justas para ver qué pasa?

Gatadeangora dijo...

Angie,tienes razón jajajaja nos tapamos los ojos y miramos por las rendijas como si así ya no nos asustáramos jajajaja.
Besos

Aguabella dijo...

GATITA
Genial, genial genial.
me he reido con ganas,el tio camuñas debajo de la cama!!
de verdad ha sido buenisimo lo que has escrito.

te dejo un premio en mi blog, creo que te gustará, pero como digo siempre sin compromiso.
besitos

Nuria dijo...

Ha sido muy gracioso pero son cosas que hacemos.
Me ha hecho gracia lo de taparse con la sabana. Yo lo hacía de pequeña.
Gracias por todos tus comentarios gatita. Eres un amor.
Un abrazo

Gatadeangora dijo...

Gracias Aguabella, por el comentario y sobre todo por el premio tan lindo.Ya he ido a por él y me lo he traido.
Besitos

Gatadeangora dijo...

Si Nuria ahora nos reimos pero cuando tenemo miedo y hacemos esas cosas tan raras, no lloramos por verguenza jajajaja.
Hago los comentarios en tu blog con muchisimo gusto pues me encantan tus preguntas tan interesantes.
Besos

Bowman dijo...

¡Que peaso de entrada, Gata! ¡Me he reído a carcajadas!

No miro jamás dentro del armario... no sea que alguien "salga" de repente de él y me quiera "poner una inyección", ja, ja (acabo de mezclar dos de los escenarios que has propuesto)

A veces el miedo nos hace tan osados como la ignorancia. Por ejemplo, alguien "sospechoso" de atacarme jamás me hará cambiar de acera (y no me refiero otra vez a lo del armario, ja, ja). Al contrario, un ataque siempre se ve beneficiado por el factor sorpresa y, faltando este, el ataque suele diluirse, por lo que suelo dirigirme directamente recto hacia la persona "sospechosa", en trayectoria de colisión y mirándo a los ojos (de hecho se apartan, cogidos ellos por sorpresa y quedan desarmados). Eso sí, una vez pasado el "peligro" y "a salvo" es cuando empiezo a tener que apretar fuertemente el esfínter, a toro pasado. Uff.

Bueno, a veces también me he planteado si mi actitud ha sido "sospechosa" para el pobre inocente que venía de frente (y que no me miraba mal sino que, pobre, era simplemente feo) y esa es la razón, y no otra, por la que el pobre ha tenido que cambiar de acera, ja, ja, ja.

Gatadeangora dijo...

Jajajajaja Bowman, por favor no te cambies de acera...ni te escondas,para luego salir del armario,jajajaja. Yo tengo que confesar que si me he cambiado de acera cuando he visto a alguien sospechoso, jajajaja,soy muy previsible, lo que nunca he hecho es buscar por la casa en calzoncillos al "malo", mas que nada porque no los uso, jajajaja.
Besos

Cani dijo...

Bien por ti gatita, me has hecho reir, y estos dias no frecuento mucho ese campo, en agredecimiento te cuento , de todos los que relatas, mi miedo, o sea mi estupidez: Las inyecciones, mas de una aguja se ha doblado en mi culo, y cro que es por que no la veo y me siento atacada atraicion.
Un beso, sigue haciendome reir.

Gatadeangora dijo...

Cani me alegro de haberte hecho reir,aunque fuera un ratito.Espero que sea lo que sea que te pase,no dure mucho y vuelvas a sonreir.
Lo de las inyecciones pensé que era mas cosa de hombres ya sabes por eso del sexo fuerte y demás, jajajaj.A mi lo que me asusta es el mas allá y todo eso aunque reconozco que lo que me tenia que asustar y mucho es el mas acá, jajajaja,pero no lo puedo remediar.
Besos