Seguidores

lunes, 25 de mayo de 2009

HOY HE DESPEDIDO A MI SECRETARIO


¿Porque he despedido hoy a mi secretario?????...

Ayer fue mi 37 cumpleaños y mi humor no estaba muy bien que digamos.

Cuando me desperté, me dirigí a la cocina a tomar una taza de café a la espera de que mi marido me dijese:

¡Feliz cumpleaños querida!!...

Pero él no me dio ni los buenos días, y entonces me dije a mi misma...

¿Es este el hombre que yo me merezco.???

Pero continué imaginando...

Los niños seguro que se acordarán y me felicitarán.

Pero cuando llegaron a desayunar no dijeron ni una palabra.

Así que salí de casa bastante desanimada, pero me sentí un poco mejor cuando entre en mi oficina y mi estudiante en prácticas me dijo:

-Buenos días jefa¡¡¡Feliz cumpleaños!!.

Finalmente alguien se había acordado.

Trabajamos hasta el medio día, cuando mi secretario entró en mi oficina diciendo.

-Sabe jefa...hace un hermoso día y ya que es el día de su cumpleaños ,podríamos almorzar juntos, solos, usted y yo...

Acepté y fuimos a un lugar bastante reservado.

Nos divertimos mucho y en el camino de vuelta el propuso:

-Con este día tan bonito creo que no deberíamos volver a la oficina. Vamos a mi apartamento y allí podemos tomar una copa.

Fuimos entonces a su apartamento, y mientras yo saboreaba un Martini él dijo:

-Si no le importa voy un momento a mi habitación a ponerme una ropa mas cómoda.

-Está bien ,como quieras- respondí.

Pasados unos cinco minutos mas o menos, él salió del cuarto con un enorme pastel con 37 velitas, seguido por mi marido, mis hijos mis amigos y todo el personal de la oficina, cantado cumpleaños feliz.

...Y allí estaba yo casi en pelotas en el sofá esperando al hijo de su madre de mi secretario!!!



Por eso le he echado, esas cosas no se hacen!!!...


jueves, 14 de mayo de 2009

OTRA RONDA DE TE


Como sois varios, Genin, Chispas y algún otro que me dice que llevo un tiempo sin poner ninguna entrada, o lo que es lo mismo mirando a las musarañas aquí os dejo la segunda parte del relato...¡¡chan tatachan!!.y que dios os coja confesados.

Pasé la tarde con mi argelino particular, osea que era particularmente mio. Hablaba algo de español y yo entiendo algo de francés, como ...mon amour, bon jour, voule vous couche avec moi ce soir...¡ah no esto es una canción!, bueno que entre lo poco que hablabamos y las señas nos entendíamos de maravilla mire usted.
Fuimos a una teteria y entre trago y trago de té y alguna pastita de miel ,como las que llevaba Caperucita en su cestita me fui relajando,cosa rara pues creo que el té es excitante, pues eso que llegó la hora de las confidencias. Me contó que era profesor en una escuela de un pueblo cercano llamado Mila,me acuerdo porque pensé,"mira que casualidad como la ex de Santana",una que es cultivada y lee, sobre todo el Hola.
Yo claro también le conté mis cuitas, sobre todo porque con el té de menta se me desató la lengua y creo que canté de lo lindo, ¡vaya! que le canté las cuarenta en bastos,el pobre mio alucinaba con mi cosas, pues como sabéis paso de un tema a otro sin descanso,según me viene a la cabeza ¡zas ! lo suelto. Después de bebernos todo el te de la teteria salimos de allí cantando Asturias patria querida, es que a mi me hace efecto hasta el jarabe de la tos, y él creo que lo hacia para no hacerme un feo y dejarme cantar sola, es que era muy caballeroso a parte de guapo.
Bueno pues allí estaba yo sin creerme la suerte que tenia de haber conocido a un hombre tan apuesto. Le invité a ir a mi hotel y subimos a la habitación. Allí nos pusimos cómodos,esto quiere decir que nos sentamos y nos dispusimos a beber otra tacita de té, cuando de pronto se me echó en los brazos y se puso a llorar como una magdalena bueno como un magdaleno y entre moco y suspiro oí el nombre de Azofaifa, que según supe después cuando se tranquilizó, era su adorada que le había abandonado por otro no mas guapo pero si con mas posibles. Asi estuvo toda la noche Azofaifa por aquí Azofaifa por allá. Y es que las hay con suerte.
Así que al día siguiente me fuí al aeropuerto para dirigirme a cualquier sitio que no me recordase a mi argelino llorón.
Pero el destino es extraño a veces un poco cabroncete, pues lo que no sabia aún era que me esperaba otra aventura amorosa y esta vez con final feliz...o no, pero eso si que es otra historia